Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

domingo, 4 de enero de 2015

¡Ouch!

Buenos días a todos!

¿Qué tal hemos entrado en el 2015? Yo bien, no puedo quejarme. Pasé la noche en familia y después salí con mis amigas. Pasamos bastante frío pero, como dice el dicho, “sarna con gusto no pica”, jajajaja Por desgracia, a penas sacamos fotos porque el frío no nos dejaba quitarnos los abrigos y dentro de los bares había bastante gente. ¡No he podido lucir mi vestido! Por eso, le he dicho a Alex que tiene que llevarme a un sitio elegante a cenar cuando mejore el tiempo, jajajajaja

Pero tengo un problema (por eso el título de la entrada) y estoy súper convencida de que no soy la única. ¡Estoy harta de comer! Me duele el estómago y cada vez que veo la comida me entran unas nauseas insoportables… Creo que si no pongo un remedio, mi estómago va a decir “basta”. Así que he pensado que lo mejor es comer un poco sano, al menos durante unos días. Tengo que reconocer que a veces me paso bastante comiendo chocolate y dulces pero no puedo evitarlo, soy adicta al azúcar. La verdad es que a mí me da bastante igual lo de engordar porque tengo la suerte de comer cuanto quiera sin que mi peso varíe…

Comida navideña
Mi hermana, que hizo un grado superior de dietética, me ha recomendado que coma piña pero no es una fruta que me siente muy bien, suelo ponerme mala cada vez que la tomo así que… mejor la dejo a un lado pero si os sirve a vosotras…

He buscado en internet y en un librito que tengo en casa alimentos que ayuden a depurar el organismo y esto es lo que he encontrado…

  1)   Los primeros platos, mejor caldos. También soy bastante adicta a las sopitas… sobre todo en            invierno que sientan genial al llegar a casa muerta de frío.
Sopa

  2) Frutas y verduras. Nos soy muy de verdura, tengo que reconocerlo… y la fruta… ¡me da mucha pereza comerla! Pero creo que estos días es lo mejor… Dicen que las mejores son las de colores intensos, como la espinaca, frutos rojos (moras, fresas, arándanos, cerezas…), zanahorias… El aguacate tiene un gran poder curativo en cuanto a dolencias gástricas. El berro alivia las indigestiones, la cebolla es diurética, las judías verdes (o vainas, como se llaman en esta zona) desintoxican el organismo.

Frutos rojos

  3) Orégano. Un truquito “de nuestras abuelas” era añadir orégano en los guisos, sopas… etc. porque se dice que sirven para limpiar el estómago de “agentes atacantes”.

Orégano

  4) Durante estos días, procura dejar a un lado la leche, los fritos, los rebozados…

  5) Toma zumo de limón, té verde y otras infusiones (como manzanilla, anís, lavanda, menta, cardamomo, romero…)

Anís estrellado, cardamomo y jengibre

  6) Duerme al menos siete horas al día y mantén horarios regulares de sueño y de comidas.

Espero que estos tips os ayuden. Aunque… todavía nos queda el roscón de Reyes de por medio, jejejeje. ¿Habéis sido buenas? ¿Qué os van a traer? Yo solamente sé que un abrigo nuevo y un diccionario de francés.

Mañana voy a ir a ver la Cabalgata, no me la pierdo ningún año…


Un beso, Eme!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario