Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

martes, 2 de diciembre de 2014

Diciembre

¡Buenos días!

Vamos a jugar a un juego: si cerráis los ojos, ¿qué os viene a la cabeza con la palabra "Diciembre"? A mí dos cosas: la primera de ellas, una ciudad nevada brillando y brillando con sus luces de Navidad, el olor de las castañas, los gorros, bufandas, guantes... Niños ilusionados (¡y no tan niños!)...

La segunda cosa que me viene a la cabeza es el primer disco de Leiva en solitario, que se titulaba Diciembre, jijijiji

Pero, volviendo a lo primero: cada vez que veo un árbol de Navidad (Belén o similar) me entra una nostalgia (o no sé qué que no puedo describir) y no puedo evitar sacarle una foto... Así que hoy voy a dejaros algunas...  son de una tienda de Santurtzi que se llama La Partacua. Es una tienda muy cuca que vende un poco de todo:  decoración, teteras, bisutería, regalos... Solamente he estado dentro de ella una vez para comprar el regalo de un amigo porque es bastante cara y me da un dolor de corazón ver cosas preciosas a precios desorbitados... jajajajajaja

También os enseño estas bolitas que compré el otro día, ¡son de Disney! Una monada total, vamos al caso... Aunque este año, estoy buscando (sin encontrar) una bailarina de ballet para poner en el árbol. Tengo esa espinita clavada desde que vi, siendo pequeña, la película de El Cascanueces pero este año me ha dado más fuerte que nunca. Una amiga de mi madre, tiene una preciosa que trajo de un viaje a Praga o Viena (no lo recuerdo bien)

Aquí os enseño todo:

Bolas de Navidad. Princesas Disney
Escaparate La Partacua
Escaparate La Partacua

Bailarina 
Escaparate La Partacua
Escaparate La Partacua
Escaparate La Partacua

Antes de despedirme, otro par de cositas: 

El sábado hice mejillones rellenos.Me quedaron muy ricos para ser la primera vez que los hacía aunque, la verdad, la receta no tiene demasiada complicación... En próximas entradas, ya os contaré cómo se hacen. Creo que es un aperitivo estupendo para estas fechas que se aproxima... El otro dçia yo me comí unos quince!!!!




La otra de esas cosas es que ayer terminé de leer "La catedral del mar", de Ildefonso Falcones. Me ha gustado un montón, lloré como una magdalena. Para mí, uno de los requisitos que tiene que tener un libro para gustarme, es que me haga llorar. Suena raro pero, ¡me encanta! Me ha costado bastante leerme este libro porque, aunque me gustaba, no conseguía engancharme del todo. No es la primera vez que me pasa... Pero esta semana pasada, lo cogí y no he parado desde entonces. Me he leído más de la mitad (alrededor de 400 páginas) en muy pocos días. Sea, como fuere, os lo recomiendo. ¡Veréis qué cariño cogéis a los personajes! (A unos más que otros, como pasa siempre, jijijiji) Tengo entendido que van a empezar a grabar la serie enseguida... A ver qué tal está. 


Un beso, me despido. Eme!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario