Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

domingo, 9 de noviembre de 2014

Pequeñito

¡Buenos días!

En Bilbao el diluvio universal nos ha dado tregua durante un par de días aunque ha seguido haciendo frío.Hoy parece ser que vuelve la lluvia. Tengo que empezar a sacar los gorros, bufandas y guantes, que este año han querido quedarse en el armario más de la cuenta. 

¿Con la llegada del frío no os apetece más que llegue la Navidad? ¡A mí sí! Como si no tuviera ya pocas ganas, jijiji El otro día, una amiga me dijo que soy el espíritu navideño personificado, jajajaja Bueno, pues no sé si será porque tengo tantas ganas, porque este año estoy previsora o porque se han alineado los planetas a mi favor pero... ya le he comprado a mi madre su regalo de Navidad. 

El otro día, paseando por El Arenal de Bilbao con Alex, vimos una carpa blanca y supusimos que eran puestecillos porque por estas fechas siempre ponen cosillas. ¡Me encantan los puestos! Creo que ya es sabido por medio mundo que rara es la vez que falto a mercados medievales de mi zona. 
Como no, entramos a verlos. Lo primero que vimos fue un tenderete de frutos secos garrapiñados. ¡Cómo los odio, la Madre de Dios! No me gustan nada de nada, me parecen súper empalagosos y os lo dice la reina del dulce, que me paso el día dándole al chocolate, galletas, bizcochos... El resto de puestos eran, en teoría, de cosas típicas de diferentes sitios del mundo. Había quesos de nuestra zona, un puesto de un chico ruso muy simpático que vendía los típicos gorros de mucho pelo y matrioskas, entre otras cosas que llamaron menos mi atención. También había otros de lo que yo llamo "humaguaqueñitos", aunque no sé ni lo que quiere decir ni si se escribe así. Pero ya me entendéis, ¿no? Los ecuatorianos o de esa zona que venden ponchos, figuritas de llamas... Pero, sin duda, unos de los puestos que más me gustan, son los que tienen cosas árabes. Me diréis que no son preciosas esas lámparas tan coloridas, los vasitos de té... sí es cierto que a lo mejor es un poco hortera tener en casa esas lámparas, pero eso no quita para que sean muy bonitas.

Foto: Bilbao24h

Bueno, pues resulta que vi frasquitos de colonia en miniatura y me acordé de mi madre. Es doña miniaturas... Le encantan... Tiene figuras, figuritas, dedales de mogollón de sitios, frascos de colonia, frasquitos... Tenemos la casa llena de estanterías repletas de cosas de éstas. Así que, no me lo pensé dos veces y le compré dos frasquitos. Son éstos, ¿os gustan? Creo que a ella van a encantarle. 



Esta tarde, voy a ir con mi madre y mi hermana a la feria del stock, donde ya estuve el año pasado. Creo que os conté en una entrada que compré algunos libros de recetas, jijijiji. A ver lo que me encuentro hoy.

Un beso muy fuerte a todos y recordad que ahora, tengo un canal en Youtube donde poco a poco voy a ir subiendo vídeos.

Eme. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario