Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

domingo, 19 de octubre de 2014

"Cupcakequería"

Buenas tardes a todos y todas, ¿qué tal ha ido el fin de semana? Digo "ido" porque, por desgracia, ya está terminando... En Bilbao hace un calor insoportable que no ha hecho durante todo el verano. Aunque me gusta el calor, por otro lado me da muchísima rabia... Estamos terminando octubre, ya debería hacer frío!!! Seguro que cuando haga frío me quejo, jajajajaja

Antes de contaros lo que quería contaros hoy, voy a hablaros de otro par de cosillas... 

El jueves por la tarde, estuve con tres amigas en el Guggenheim. Ya he estado unas cuantas veces y, la verdad, aunque por fuera me parece una de las cosas más encantadoras que he visto en toda mi vida, por dentro... es otro cantar. Vale, sí, no tengo ni la más mínima idea de arte pero hay algunos cuadros o esculturas que... ¡tela marinera! Un niño de dos años lo haría mejor... Sí es cierto que hay cuadros preciosos y que la obra "Instalación para Bilbao" de Jenny Holzer es hipnótica... Pero, vamos, que sin duda alguna, lo más bonito que tiene el Guggen son sus formas, sus paneles de titanio, Puppy, la araña -Mamá-, los Tulipanes y los laberintos -llamados "La materia del tiempo"-. Estos últimos son muy divertidos, jejejeje

Os dejo una foto que saqué y el enlace de la página del Guggen, donde podéis ver las obras permanentes. 

Enlace permanente de imagen incrustada
Guggenheim y Puppy

Nos fastidió un poco que la segunda planta estuviera cerrada porque estaban montando una exposición, pero bueno... entramos gratis porque una de mis amigas tenía entradas.  Después de salir del Guggenheim, fuimos a tomar algo y al Arriaga a comprar entradas para el próximo concierto de Leiva, jijijij. Al final me va a reconocer y todo...

El viernes estuve un rato con otra amiga y después fui a casa de la madre de Alex porque era su cumpleaños. 

Ayer Alex y yo fuimos al Megapark, que es un "área comercial" -no sé cómo llamarlo- de Barakaldo. Fuimos porque abría la tienda Maison du monde. La tenía fichada ya porque la había visto alguna vez por internet. Cuando supe que iban a poner una aquí... :) :) :) <3 <3 <3 ¡Con lo que me gustan a mí las tiendas de decoración! La verdad es que es muy bonita, tiene unos muebles preciosos pero es un poquito cara, sobre todo si la comparamos con la tienda Casa, de la que ya os hablé el otro día. 
Ahora me ha dado por decir que voy  a poner lo que yo llamo "Cupcakequería", que viene a ser una cafetería cuqui de tés y cupcakes. Si algún día la pongo, está claro que compraré allí los muebles... Me encantan los vintage, de colores claros... Esta mañana la he dedicado a buscar con los muebles que pondría en el hipotético caso de que algún día la pusiera y he pensado en dedicarle una entrada! Ahí voy pero aviso de que los collages no se me dan muy bien!!



Además de muebles monos de este estilo, habría servilletas chulis, pajitas, tazas, platitos de colores y ramos de peonías...



Cuando fuese Navidad, pondría un árbol monísimo con algunas bolas de Navidad que vi en también en Maisons du Monde... Algunos de los que me encantaron ayer, lamentablemente, no están en internet...






Y, bueno, creo que con esto me despido por hoy. Espero que os gusten las cosas que he elegido para mi proyecto de Cupcakequería, para la cual, por cierto, ya tengo pensado hasta el nombre. Ojala un día este proyecto se haga realidad aunque... tengo yo demasiados proyectos en mente, jajajaja lo que me falta es $$$!! 

Un beso, feliz domingo, Eme!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario