Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

jueves, 1 de agosto de 2013

San Juan de Gaztelugatxe

¡Hola,  hola!
El otro día, el domingo, estuve en San Juan de Gaztelugatxe. Volví muy contenta pero muy cansada a la vez también. Por eso no escribí el domingo por la noche, por el cansancio y estos días porque no he tenido tiempo. El martes estuve en Güeñes viendo unos bailes regionales de Canadá, pero ya os hablaré de ello en otra entrada.
 Siempre había querido ir a San Juan de Gaztelugatxe pero, como no tengo coche, me pillaba un poco lejos. ¡Pero fui el domingo! Os cuento. San Juan de Gaztelugatxe es una ermita que se encuentra en lo alto de una isla. Pertenece a Bermeo, un pueblo vizcaíno, que está, más o menos, a una hora de Bilbao.

Antes de ir a San Juan de Gaztelugatxe, estuvimos en el pueblo de Bermeo. Es un pueblo pesquero muy bonito, aunque, como todo, tiene sus cosas feas. Pero lo que es la zona del puerto, me gustó mucho porque me recordó al libro "Mareas", de Toti Martínez de Lezea.  La zona antigua es muy bonita y, sobre todo, visto desde "fuera". Antes de entrar al pueblo paramos para sacar unas fotos del conjunto entero. El pueblo conserva un trozo de la muralla que hubo y, repartidas por él, unas estatuas de bronce de mujeres de antaño haciendo las labores del campo, llevando manzanas en un burro... Me saqué una foto muy chuli con una de ellas, mirad :) Me parece graciosa, jajajaja

Bermeo
´




Comimos un pintxo en la terraza de un bar desde el cual se veía el mar y cogimos de nuevo el coche para ir en dirección a la preciosa ermita. Antes de empezar el largo camino hasta ella, comimos los bocadillos que nos llevamos y... voilá, comienzo de la travesía. Las vistas son una pasada y el camino, aunque es bonito, es agotador. Primero hay que apañárselas para andar por un camino pedregoso de tierra y después, subir doscientas y pico escaleras. Me mareé del calor o el esfuerzo, no lo sé, pero sólo fue un pequeño vahído que se me ha pasado enseguida. Ya hizo calor de por sí y yo, muy lista, fui en vaqueros largos... ¡el día anterior vi que el tiempo daba lluvia!
Merece la pena subir porque es un sitio precioso, creo que ya he dicho lo mismo trescientas veces, jajajaja. Antes de subir, cuando lo vi desde lejos, le dije a Alex que quiero casarme allí, pero después cambié de opinión, jajajajaja No saldría viva del día de mi boda...

San Juan de Gaztelugatxe
San Juan de Gaztelugatxe
San Juan de Gaztelugatxe


Hay muchas historias sobre la ermita. Se dice que San Juan fue degollado en ella y que por eso se sube a "peregrinar". No se sabe a ciencia cierta de cuando data. Hay expertos que dicen que es del siglo IX, otros del X y algunos otros, que data de la época de los templarios, o sea, más tarde del siglo X. Fue quemada, destruida y reconstruida varias veces. En el siglo XIX se construyeron las tropecientas escaleras que llevan allí. Y, como con todas estas cosillas, hay algunos "rituales"... Dicen que hay que tocar tres veces la campana para atraer la buena suerte. ¡Yo lo hice! :)
Por otro lado, ya que San Juan fue supuestamente degollado allí, se cree que si llevas dejas en la ermita algo relacionado con la cabeza, se te curan los dolores. Yo llevé una horquillita, a ver si se me pasan las migrañas...
También se dice que las mujeres que tengan problemas para tener un hijo tienen que peregrinar allí y San Juan las ayudará.

Y, como siempre, yo no me atrevo a negarlo ni a admitirlo. Pero, por si acaso, hago lo que dicen, que tampoco pierdo nada.




Y con esto, me despido. Un beso enorme, Eme <3


No hay comentarios:

Publicar un comentario