Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

martes, 23 de julio de 2013

Reyes, reinas, príncipes y princesas

¡Hola!

¿Qué tal? Yo un poco de mal humor... Anoche hubo una tormenta de verano en Bilbao de esas que asustan y cómo llovió durante un rato, madre mía. Para rizar el rizo, dicen que esta semana va a hacer un tiempo regular. Nublado y calor, cosa que odio un montón porque no se puede ir a la playa y ese bochorno molesta, no sé, no sé...

He titulado a la entrada como veis, porque la entrada de hoy, va de dos "acontecimientos reales", vamos a decir. 

El otro día, abdicó el rey de Bélgica en su hijo y, tal y como sucedió en Holanda hace poco, ha habido una celebración y todo el "papeleo" que estas cosas conllevan. Pensé en escribir sobre ello antes de que sucediera, pero se me pasó y hoy me he acordado...
Ha sido menos ostentoso que el caso de Holanda, todo hay que decirlo y tampoco me parece mal, al contrario, creo que es lo correcto porque en tiempos de crisis hay que ahorrar. La casa real holandesa se gastó para aquel evento unos once millones de euros, mientras que la belga ha utilizado "tan sólo" medio millón. Pero, claro, con menos presupuesto, hay menos fiestas, no sé cómo explicarlo pero, en resumen, menos despliegue de "alfombra roja", ya que no han invitado a las otras casas reales europeas. Y, bueno, pocos diseños son los que puedo enseñaros. Entre las invitadas, que eran gente cercana a la familia, han reinado los colores vistosos como rojos, amarillos y verdes... 
Excepto Matilde de Bélgica, que optó por colores más tenues. La noche anterior a la coronación, lució el vestido gris y blanco con ese estampado floreado. Para el día siguiente, el de la coronación, eligió un modelo más elegante, éste que veis de color blanco en organza y con brocado. Para rematar su look, un clutch, unos guantes y un tocado. 

Matilde de Bélgica
Matilde de Bélgica

Nos encontramos en segundo lugar con la que hasta hace unos días era la reina de Bélgica, Paola. Fue una de las que puso la nota color, con su vestido verde de flores. Lo acompañó de una chaqueta de idéntico color y estampado que el vestido mismo, un clutch verde y un tocado tipo casquete marrón. 
La princesa Claire llevó un atuendo también muy colorido, amarillo -el color de Bélgica-. La chaqueta y el tocado, aunque no son de mi total agrado, les doy un aprobado pero el vestido, no me gusta nada de nada. Blanco y con un montón de cuadritos y topitos de colores...

Paola de Bélgica
La "ex-reina" Paola y la princesa Claire

Los hijos de los nuevos reyes -dos niños y dos niñas- vistieron, respectivamente, traje con corbata y vestidos rojos.

Elisabeth de Bélgica
Hijos de los nuevos reyes de Bélgica

La princesa Astrid iba hecha un verdadero esperpento. Lo siento, pero no me gusta nada. El color es bonito, malva pero lo que es el traje... No sé, lo veo muy recargado con esas cosas que tiene en los bordes... y el tocado, aunque me gusta, no creo que pegue bien con este atuendo. 

Delante: Matilde de  Bélgica; detrás: princesa Astrid

Bueno, y de lo que a la coronación se refiere, hasta aquí podemos leer porque tampoco hay mucho más, la verdad. Pero tenemos otra noticia, que es buena. Aunque, siendo sincera, a ninguno de nosotros nos incumbe, es solamente un cotilleo y yo, cotilla, soy un rato. ¡Kate Middleton ha tenido un niño! Lo tuvo ayer por la tarde, a las 16:30 (hora londinense, por tanto, una hora más aquí, ¿no? No estoy segura). Ha sido niño, como ya he dicho y ha pesado 3kg 798gr. De momento, no se sabe el nombre. Como marca la tradición, se ha expuesto en un caballete en el patio de la entrada del palacio de Buckingham la partida de nacimiento del recién nacido. Después, han lanzado 62 salvas desde la torre de Londres y otras 42 desde Green Park. 

null
Partida de nacimiento en la puerta del palacio

Como sucedió con la boda de los duques de Cambridge, el nacimiento de su hijo ha sido un verdadero acontecimiento ya que han sido ellos quienes han dado un poco de vidilla a la obsoleta monarquía británica. Hay un despliegue de merchandising inimaginable: platos, bodys, baberos... todo lo que nos podamos imaginar. Os dejo algunas de las cositas tan monas que han sacado al mercado.



Por otro lado, ¿habéis visto a los dobles de los duques de Cambridge? Es una pasada cómo se parecen a ellos. Si me ponen una foto y no me dicen que son los dobles, me creo que son los verdaderos. Han hecho una "recreación" de los días anteriores al parto, las clase de preparación y todas esas cosas que no sé porque aún soy jovencita para ser madre pero que algún día sabré. 
 Foto: Reproducción Alison Jackson
Dobles de los duques de Cambridge
Me despido ya, con un besito enorme. Cuando se vea la carita del bebé, os lo pondré, que seguro es una monada. (¡Me encantan los bebés!). Dicen que le enseñaran esta tarde o mañana por la mañana cuando salgan del hospital. EME.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario