Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

domingo, 14 de julio de 2013

Las olas chocando contra el acantilado

Buenas tardes, petites armoires, ¿qué tal todo? Tenía esto abandonadísimo, ya tenía ganas de escribir algo pero no sabía sobre qué y, además, con el buen tiempo apetece menos quedarse en casa con el ordenador, ¿o no?
¿Qué tal han ido estos ocho días que llevo sin publicar nada? ¿Bien, no? Yo he hecho bastantes cosillas, ir de compras (necesitaba bikinis nuevos), comer un riquísimo helado con mis amigas, echar de menos a Alex (que estaba en Galicia), verle (por fin), ir a la playa con él, salir a fiestas de Santurtzi anoche... Pero no era ésto de lo que quería hablaros hoy, así que vamos con lo que toca.



Desde hace tiempo, estoy pensando en hacer un picnic con Alex en un sitio muy bonito que tenemos aquí cerquita: Punta Galea. Son unos acantilados que están a los pies de la playa de Arrigunaga. Tiene unas vistas preciosas y hay unas casas impresionantes. 

Punta Galea

Ahora voy a contaros las "claves" del que, para mí, es el perfecto picnic

Lo ideal sería hacerlo a la hora de comer, al mediodía. Y, así, después, poder estar un rato tumbados en la hierba y "bajar la comida". Claro está, tiene que hacer bueno porque ya me diréis cómo se puede comer sentados en la hierba mientras diluvia. 



La mejor forma de llevar la comida, la más bonita, mejor dicho, es la típica cestita de mimbre. Me parece una verdadera cucada, pero no tengo y algunas que he visto son bastante caras para mi economía... Así que, como dice el refrán, a falta de pan... ¡buena es una mochila! 
Esta cestita que voy a poneros me tiene enamorada, es de Zalando y cuesta 59'95€.

Cestita de picnic, Zalando


En un picnic, ¡nada de mesas! Un picnic como Dios manda es ése en el que te sientas en el suelo, sobre una mantel y si es de cuadros rojos y blancos mejor. Si no se tiene un mantel, cosa que dudo porque en todas las casas hay manteles, se puede llevar una toalla o, incluso, una sábana que ya no utilicemos. O una mantita o cualquier cosa que se os ocurra, pero nada de mesas, ¿eh? 



La comida que llevaremos es una cosa que hay que meditar bastante porque tienen que primar la comodidad, la frescura de los alimentos... Es decir, sería un poco tonto llevar un tupper de lentejas a un picnic, a mí me daría miedo que se desparramaran en la mochila, además, no tenemos un sitio donde calentarlas y, por otro lado, con el calor nos apetecen cosas más fresquitas que un cocido, ¿no?

Qué llevar a un picnic: 

  • Tortilla de patatas, creo que es un alimento básico para un picnic, se puede comer fría sin ningún problema y, encima, al aire libre, sabe mejor, jajajaja. Es una cosa cómoda de llevar, puede llevarse en bocadillo o en un tupper hecha trocitos (también venden tuppers con forma de tortilla para llevarla sin tener que partirla) 

  • Fritos, hay gente a la que no le gusta comer croquetas, rabas, empanadillas y similares frías pero a mí me gusta, así que no creo que sea una mala idea llevar estos aperitivos. En un tupper se pueden llevar muy bien y, si se escurre bien la grasa antes de meterlas, no corres riesgo de que se pringue la mochila. (Alex hace unas croquetas para chuparse los dedos!) 

  • Ensalada de pasta o ensaladilla rusa. Las ensaladas son cosas que se comen frías y, además, muy frescas, así que es una opción genial para un picnic. Como para gustos están los colores, hay ensaladas para todos los gustos. A mí me gustan las que llevan, por ejemplo, pasta (si son de colores mejor), patata cocida, huevo cocido, atún, txaka (surimi), piña y mayonesa. Hacerlas en casa es muy fácil y, por supuesto, más sano y económico, pero en los supermercados venden unas ya hechas. 

  • Sandwiches. ¿Os acordáis de cuando celebrabais los cumpleaños de pequeños? Yo, cuando lo pienso, me vienen a la cabeza bandejas repletas de pequeños triangulitos de pan bimbo rellenos de todo. ¡Pues ya tenemos otra idea para el menú del picnic! Son sencillos de hacer y podemos meter dentro todo lo que se nos ocurra, desde embutidos, pasando por quesos, llegando hasta pescado (atún, por ejemplo) o chocolate (nocilla)

  • Fruta. Dicen que hay que comer cinco piezas de fruta y verdura al día y creo que en una escapada de este tipo, es más fácil lograrlo. El hambre (si has llegado al sitio del picnic dando un paseo tendrás más hambre), el calor, la comodidad... hacen que esto sea posible. 

  • Bebida. La bebida va a ser muy necesaria si el sol pega de pleno porque vamos a tener sed y hay que estar bien hidratados. Una botella de agua fresquita no puede faltar y también podemos llevar zumos o refrescos de los que vienen en bricks o botellitas individuales.

Qué NO llevar a un picnic:


  • Cocido. Como ya hemos dicho, nada de cocidos. Sé que los que hacen nuestras madres están muy ricos pero no son aptos para este tipo de excursiones. Se nos puede caer, no son fresquitas, no podemos calentarlas en plena naturaleza...
  • Lácteos. La leche es sensible al calor así que es mejor que guardemos en la nevera de casa las cajas de leche, los yogures, los "actimel"...
  • Chocolate. exceptuando la nocilla para los bocatas (porque ya es "viscosa" de por sí), el chocolate no es una buena idea para un picnic porque con el calor, seguramente, se derretirá. 

Si llevamos cosas en tupper, lo mejor es que llevemos cubiertos de plástico porque son más ligeros y menos peligrosos. Con los platos, lo mismo, es mejor llevarlos de plástico porque así, podemos tirarlos y no cargar con ellos el resto del día. Que no nos falten las servilletas (bien de papel, bien de tela), tampoco nos olvidemos de ponernos crema para el sol. 
Se puede hacer un picnic según la ocasión. Si vas con tu pareja, pon música "ñoña", unas flores para adornar el mantel, si es de noche unas velitas... 


Después del picnic, lo mejor es quedarse sentado a escuchar las olas chocar contra los acantilados, los pajarillos, el sonido de una cascada... Y, cuando hagamos un poco la digestión, explorar el medio en el que nos encontramos que seguro que vemos cosas curiosas o chulis. También se pueden llevar juegos de mesa como cartas, el parchís...

Espero que os haya gustado mucho la entrada, a ver cuándo hago este picnic con Alex. Un beso a todos de parte de Eme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario