Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

jueves, 25 de abril de 2013

Un cuento de hadas

Hola, ¿cómo va?
Hoy en Bilbao el tiempo ha decaído un poco y, dicen, que el fin de semana va a hacer malísimo, pero bueno, mientras se esté rodeada de buenas compañías...
Desde que soy pequeña, he soñado con casarme por todo lo alto, en una boda de cuento de hadas, siendo yo la protagonista con un vestido precioso y, como no, mi príncipe azul. Creo que es el sueño de casi todas las niñas. Tengo diecinueve años, es pronto para casarme pero sigo fantaseando con ese día casi tanto como cuando era pequeña.
Me gustan las bodas clásicas, claro que sí, pero hay otras alternativas muy interesantes, es el caso de las bodas temáticas.

Bodas medievales

Me encanta todo lo medieval, en los mercados medievales, lo vivo, jajajaja En Balmaseda, un pueblo que está a unos 20-30 minutos de Bilbao, hacen uno en Mayo o Abril genial. 
El otro día, indagando por internet, vi "las bodas medievales" y me pareció original. Para lograr esto, hay, desde el vestuario (tanto de los novios como de los invitados), pasando por actividades o el banquete, hasta la decoración. 
He encontrado este vestido, que me ha encantado, creo que lo que más llama la atención de él son las mangas.

Vestido de novia de inspiración medieval
En cuanto a decoración, las claves para que parezca una boda sacada de la Edad Media, no pueden faltar los banderines, pendones, escudos, materiales como terciopelos y las típicas cruces de las Cruzadas.

Boda medieval
El vestuario de los invitados puede ser variado, por supuesto, pero hay unas "pautas" a seguir. En las mujeres, los vestidos siempre largos, de materiales aparatosos, sin escotes exagerados y con tocados enormes en el pelo. Los hombres, suelen ir de soldados.

Vestido medieval de mujer

Boda medieval


En cuanto la lugar donde celebrar este tipo de bodas, convendría elegir un pueblo de campo, no en medio de una gran ciudad, las fotos van a quedar un poco extrañas, en medio de edificios modernos... etc. Por ejemplo, pueblos vizcaínos como Balmaseda o Galdames son perfectos. Son pueblos de campo, con historia y castillos. 

Balmaseda
Galdames(Torre Loizaga)

En el banquete, creo que no pueden faltar hogueras y vajillas de barro, es lo primordial. La comida, es preferible que sean alimentos de la tierra (pensemos que en la Edad Media no comían demasiados alimentos de fuera porque las técnicas de conservación eran muy rudimentarias). Cerdos, animales de caza (como jabalí), pavos, bacalao (ya que se conservaba con sal), frutas y algún pastel sencillo. Como primer plato, una sopa podría ser perfecta. Huevos, que de tantas formas se pueden cocinar... El abanico en este aspecto es bastante amplio. Si yo me casara así, no iba a faltar el típico animal girando sobre unas brasas, que a A le hace gracia, jajajaja



Bodas años 20

Otro de los estilismos que me llama la atención para las bodas es el de los años veinte. Felices años 20... En este caso, solamente hablaré de lo que atañe a la novia, puesto que es más "actual" y la decoración, banquete, etc. no varía demasiado. 
Los vestidos son de materiales más vaporosos, sencillos y, preferiblemente, cortos. En los peinados, no pueden faltar las ondas y los broches brillantes. Además, en el pelo se llevan velos (como si fueran de pirata, al menos eso me parecen) o cintas con flores. Una buena inspiración para esta temática, pueden ser los vestidos del charleston.
Los ramos de flores, son bastante sencillos y añadir alguna sombrilla/parasol, sería un bonito detalle.














Hay tantas bodas temáticas como personas, ya que cada cual tiene sus gustos. ¿Os imagináis una boda donde todos van disfrazados de personajes de Disney? O de alguna otra película que os guste, de zombies, por ejemplo... Una boda con estilismo de la Antigua Roma, al estilo hawaiiano en la playa, una boda hippie, de estilo árabe (decorando esas cenefas y colores tan vistosos, los trajes típicos...),  Será por ideas... A mí me parece una opción bonita y, sobre, todo, si se quiere sorprender a los invitados. A ver qué pasa cuando dentro de unos años me case yo, jajajajajaja

Un besito, Eme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario