Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

sábado, 9 de febrero de 2013

Tendencias de primavera-verano 2013

He estado cotilleando revistas para hacer una entrada sobre las tendencias de la temporada que viene. Por eso y porque me encanta leer revistas. (Y libros, por supuesto)


  • Los estampados que van a pegar fuerte, están muy claros, rayas y flores. A mí, personalmente, son dos estampados que me encantan y que suelen ser tendencia todas las temporadas pero estoy un poco cansada de tanta raya. El verano pasado me compré en el Corte Inglés un vestido de flores precioso, un poco estilo años cincuenta, con falda de vuelo ("a lo Grease"). Los recomiendo. 
  • Los tops ajustados que dejen el ombligo al aire, parece, también van a pegar fuerte. Pero yo no soy muy de enseñar la tripa. Lo dejo a vuestra libre elección.
  • Los volantes vienen, parece, para quedarse y más sin son el colores flúor. 
  • La combinación blanco-negro, es siempre muy acertada y esta vez, no iba a ser menos. Elegante, pero informal, perfecto para cualquier ocasión. 
  • También va a llevarse el esmoquin. Aunque me gustan -me encantan- las americanas, creo que el esmoquin es demasiado para una mujer.
  • Como cada año, vuelve la estética de alguna década. ahora tocan los 80. en mi opinión, un tanto hortera. ¿Un tanto? No, muy hortera. 
  • Por último, los motivos tribales. Creo que ya estuvieron a la orden del día el verano pasado o quizás el anterior, no recuerdo. Para mí, no me gustan pero hay mujeres a las que les sienta como anillo al dedo.
El problema con esto de las "tendencias" o "estar de moda" es que, si no te gusta lo que va a llevarse esa temporada, tienes dos opciones: aguantarte o reutilizar la ropa del año pasado. No estoy reivindicando el consumismo, tirar la ropa de temporadas pasadas... No, no, ni mucho menos, pero siempre gusta estrenar algo. Volviendo al tema, si algo es tendencia, solamente vas a encontrar eso en las tiendas y, si no te gusta, tienes un problema. Yo, últimamente, estoy teniendo bastante suerte porque suele gustarme. No entiendo por qué si una cosa "se lleva" sea lo único que tiene que venderse. ¿No sería más fácil que hubiera un poquito de todo? Aunque, claro, al final, de tanto verlo - ya sea en las tiendas, revistas, televisión... etc.- nos acaba gustando, hacen que nos acabe gustando. 
¿Y vosotras, qué opináis sobre esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario