Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

jueves, 6 de diciembre de 2012

El estilo de...



Kate Middleton

Dicen que ha sido ella quien le ha dado a la monarquía británica el empujoncito que necesitaba y, no me extraña, porque casi siempre da en el clavo.

Es elegante y sobria pero sabe adaptar todo a su propio look. Remata la mayoría de sus atuendos con tocados o sombreros –tradición 100% británica y que a mí, me vuelve loca-. Aunque me gustan todos, me decanto más por las pamelas y los sombreritos tipo casquete. Pero, desgraciadamente, llevar estos tocados no es común en España y, menos, para las chicas de a pie.

Con sombrero tipo casquete
Suele llevar abrigos que se ajustan a la cintura y tienen vuelo. Le da igual el color: tonalidades pastel, verdes, rojos, negros…

Para el día, suele decantarse por vestidos cortos de colores vivos y, en muchas ocasiones “low cost” –de Zara-. Lleva el pelo suelto y las puntas ligeramente onduladas.
Con vestido de Zara
Para las celebraciones más importantes, elige vestidos largos. Un 10. Se atreve con colores vivos, como el verde o el azul. En estas ocasiones, prefiere llevar recogidos –normalmente, moños bajos- y sentencia su look con clutchs.
En cuanto a las joyas, suele ser escueta. Se limita a unos pendientes discretos –hay veces que lleva pendientes largos- y un anillo.

El día de su boda, la duquesa de Cambrige llevó un vestido de manga larga y escote con forma de corazón de Alexander McQueen. Era muy bonito pero a mí me gustan más los escotes palabra de honor. –Otro día ya hablaré de vestidos de novia, aunque todavía sea pronto para que piense en esto jajaja-. El velo me pareció un gran acierto, pero no me gustan aquéllos que tapan la cara. Llevó el pelo suelto y, en mi opinión, los recogidos le favorecen más, puesto que dejan su cara despejada y tiene una sonrisa preciosa. Para la fiesta posterior, eligió un vestido del mismo diseñador con una rebequita, que me gustó más que el primer vestido.

Segundo vestido de boda

El día de la boda




Es una chica espontánea, a la que no le importa mostrarse tal y como es. En varias ocasiones ha jugado con niños, dado vuelta a tortitas… etc. Aporta a la monarquía mucha frescura porque, seamos sinceros, estaban un poco anticuados. La reina Isabel,  que roza casi el siglo de vida –o poco le faltará- es sosa y apenas varía su estilo. Siempre lleva el mismo estilo de sombreros y los mismos abrigos. Cree que va elegante, pero no me lo parece. En una ocasión, le dijo a Kate que debía llevar vestidos por debajo de la rodilla. No digo que lleve vestidos con los que se le vea todo, pero los que ella elige son ideales.


En resumen, me encanta su elegancia y ya me gustaría a mí poder llevar uno de esos tocados –o cualquier tocado, no me importa que sean carísimos- A ver si Isabel abdica de una vez en Guillermo –sí, saltándose a Carlos- y, junto con Kate hacen deslumbrar a Inglaterra. Sobre todo, ahora que esperan su primer hijo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario